10 sabios consejos para conseguir el éxito en tu empresa

Por Iñaki Espeso

Esta semana vamos a recordar los sabios consejos que nos dan aquellos que han conocido el éxito con empresas que han logrado posicionarse y mantenerse en el tiempo. Porqué no sólo se trata de llegar a crear un negocio que reporte beneficios a su creador, sino también de que este sea capaz de subsistir en un mercado cada vez más competitivo

Conseguir el éxito en cualquier empresa o proyecto no es cosa fácil, la mayor parte de las veces requiere de varios intentos. Pero no hay que desesperar. Según cuentan los más exitosos emprendedores no hay mejor aprendizaje que el mismo fracaso. Ya lo dijo el magnate de negocios inglés Richard Branson: “nunca deja de asombrarme la cantidad de personas que pierden el tiempo lamentando sus fracasos en vez de volcar sus energías en un nuevo proyecto”. Coincide con el que es considerado una de las personas más ricas de la humanidad, el creador de Microsoft, Bill Gates. Según el norteamericano, “el éxito es un pésimo maestro, seduce a las personas inteligentes al hacerles creer que no pueden perder”. Pero precisamente, perder es lo que te sirve para aprender y mejorar.

En esta necesidad de aprender de los errores insiste otro de los referentes en el mundo de la informática. Steve Jobs, el que fue cofundador de Apple, dijo un día que “no se pueden ver los hitos mirando hacia adelante. Estos sólo pueden distinguirse al mirar atrás. Así que hay que confiar en que, de alguna manera, los pasos de hoy tendrán sentido en el futuro”. Jobs ya nos daba una pista de que ser paciente y creer en uno mismo son clave en la consecución del éxito.

Es precisamente en esa confianza en nosotros mismos y en nuestro proyecto lo que nos hace más fuertes. La primera mujer en el equipo de ingenieros de Google Marissa Mayer confesó que a lo largo de su vida se lanzó a muchos proyectos para los que no se sentía del todo preparada pero, según sus palabras, “es así como se crece”.

Todo se trata de luchar por un sueño. No todos los sueños se hacen realidad pero en eso consiste. Jack Ma, el fundador de la plataforma de venta online Alibaba, y el que es considerado el chino más rico del mundo, considera a su empresa algo más que un trabajo, “es un sueño, una causa por la que luchar”. Pero conlleva riesgos y Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, lo sabe. “El riesgo mayor es no correr ningún riesgo. En un mundo que cambia tan a prisa, la única estrategia que garantiza el fracaso es la de no correr ningún riesgo”.

El éxito se consigue no tan sólo con un buen proyecto. Esa gran idea hay que condimentarla con actitud y habilidades de comunicación y empatía. La mayor parte de los triunfadores en sus inicios consiguieron abrirse puertas gracias a sus habilidades sociales. Barbara Corcoran, una reputada empresaria y consultora estadounidense asegura que “a la gente le gusta hacer negocios con las personas que les caen bien. Si tú les gustas a esa gente, querrán hacer negocios contigo”.

No obstante, desde hace un tiempo el éxito empresarial radica en el cambio de perspectiva respecto al marketing. Años atrás una empresa ponía el foco en la competencia. Intentaba sobresalir sobre el resto intentando mejorar el producto de su mejor rival. Hoy en día las estrategias apuntan hacia el cliente y su relación con la empresa. Es ese nuevo enfoque lo que está haciendo crecer a muchas de las compañías. El hombre que lidera el primer puesto de la lista Forbes, Jeff Bezos, fundador de Amazon, lo tiene claro: “si uno se centra en los competidores, deberá esperar hasta que los competidores hagan algo nuevo. En cambio, centrarse en el cliente te permite ser más innovador”.

¿Y qué papel ocupa la comunicación en todo esto? Uno de los más grandes inversores del mundo, el estadounidense Warren Buffett apunta a la vulnerabilidad de la imagen empresarial. Una empresa depende de su reputación, de la imagen que proyecta al público, un material muy sensible que puede resultar muy perjudicado si no existe un departamento de comunicación efectivo. “Lleva veinte años hacerse una reputación y cinco minutos destrozarla. Si piensas de esa manera harás las cosas de forma diferente”.

Otra pista que nos da una más de las grandes personalidades del mundo de la empresa
para conseguir el éxito en nuestros proyectos es que seamos capaces de transmitir sentimientos, emociones, sensaciones… Las empresas apuntan al corazón, no al bolsillo del consumidor. Una de las 100 mujeres más poderosas del mundo, la empresaria Angela Ahrendts, nos recuerda que “el lenguaje universal no se envía por mensaje de texto o correo electrónico, tampoco se habla. El lenguaje universal es el que se siente”.

Estas son algunas de las recomendaciones que el World Economic Forum recogía como citas inspiradoras que los más grandes lanzan para quien quiera recogerlas. Vienen de personas con éxitos y fracasos a sus espaldas. Personas como tú que un día decidieron emprender.

¿Por qué participar en los premios Ponemos la Primera Piedra?

Emprender es una carrera no exenta de obstáculos y dificultades. Utilizando un símil muy acorde a LafargeHolcim, consiste en construir una empresa desde sus cimientos, asegurándonos de que el terreno sobre el que vamos a excavar es suficientemente estable y adecuado para soportar el peso de la construcción.

Iniciar un proyecto empresarial desde cero genera miedos e inseguridades. Es normal. Depositamos ilusiones e invertimos tiempo y dinero en un proyecto que no tenemos la certeza de que vaya a funcionar. Al menos en un cien por cien. Podemos asegurarnos a través del análisis de la idea, del desarrollo del plan de negocio y del estudio de mercado, que la empresa ofrece garantías y que es una oportunidad de negocio, pero evidentemente existen riesgos que asumir.

Uno de los principales quebraderos de cabeza del que quiere emprender es de donde conseguir la financiación necesaria, y el venture capital suele ser la respuesta. Es un tipo de operación financiera en la que se aporta capital a startups y empresas con alto potencial de crecimiento y elevados niveles de riesgo a cambio de un porcentaje de la empresa. Para conseguir el interés de las sociedades de capital riesgo (SCR) es necesario convencerles de que tu idea es rentable, lo que no siempre es fácil.

Otras fuentes de financiación son las FFF (Friends, family & fools) y capital semilla, más cercanas al emprendedor pero no siempre disponibles. La experiencia de muchos demuestra que recurrir a amigos y familiares conlleva a veces más problemas que ventajas. El nivel de confianza debe ser muy elevado y a veces es necesario distribuir la inversión entre varios inversores para reducir riesgos.

Participar en un concurso de ideas como el que convoca desde hace siete años Lafarge del Grupo LafargeHolcim supone poder optar a parte de la financiación necesaria para poner en marcha una empresa. En esta edición el premio está dotado de dos reconocimientos de 6.000 y 4.000 euros cada uno que pueden servir para sufragar los primeros gastos de un negocio, lo que venimos llamando “la primera piedra”. Además los proyectos premiados contarán con facilidades en el acceso al crédito.

Por otro lado, para emprender es recomendable recurrir a mentores, business angels, aceleradoras e incubadoras para recibir orientación y asesoramiento. En este sentido los premios de LafargeHolcim, Ponemos la Primera Piedra, ofrecen a los dos proyectos ganadores el apoyo administrativo y los cursos de formación necesarios para obtener la información y ayuda indispensable de cara a emprender su negocio.

Los únicos requisitos para participar es que las ideas sean innovadoras y sostenibles, y lo que es más importante que tengan su implantación en alguno de los municipios que integran la comarca del Camp de Morvedre (Valencia). Esta última condición responde al compromiso de Lafarge con la economía local y la creación de empleo.

Nueve proyectos se han beneficiado ya de la ayuda económica y asistencia formativa y administrativa que ofrecen estos premios en las seis primeras ediciones y LafargeHolcim aspira a seguir colaborando con el emprendedor a construir su proyecto poniendo la primera piedra.

Photo credit: Foter.com

Como hacer un estudio de mercado

Por Iñaki Espeso

A lo largo de las últimas semanas hemos hablado sobre la importancia de examinar nuestra idea o proyecto empresarial y someterla a un análisis exhaustivo, antes, incluso, de trabajar nuestro plan de negocio. En esa reflexión, una de las cuestiones que debemos analizar con detenimiento es el mercado al que nos dirigimos: conocer su tamaño y sus características. Gracias a este estudio de mercado sabremos si nuestro producto o servicio se adapta a las necesidades reales del cliente y si podemos mejorarlo. Es una forma útil de minimizar riesgos.

Para hacerlo se puede contratar a alguna de las empresas especializadas en estudios de mercado, o hacerlo nosotros mismos. Los expertos aseguran que los propios emprendedores pueden hacerlo con una metodología adecuada aunque requiere algunos conocimientos y una pequeña inversión.

Lo primero que los profesionales recomiendan es definir el objetivo de la investigación, y escoger entre las herramientas de investigación posibles la más adecuada. Una de ellas son las encuestas, que permiten recoger de una forma periódica información sobre el mercado, la competencia y los hábitos de consumo en una muestra representativa de nuestro público potencial. Otra son los paneles de compra o consumo. En este caso no se buscan ideas, ni motivaciones, sino cuantificar mercados. Ya no se trata de preguntar por intención de compra, sino de compra real.

Para empezar, lo más importante es conocer el tamaño del mercado al que pretendes incorporar un bien o servicio. Se trata de analizar el posicionamiento de nuestra competencia y los hábitos de consumo de nuestros futuros clientes. Los paneles de compra nos servirán para saber que es lo que compra o consume nuestro público y su grado de satisfacción con respecto a otros productos de la competencia. Estos paneles nos ayudarán a determinar el tamaño de nuestro mercado potencial y las oportunidades y amenazas que existen en él.

Con respecto a nuestro producto deberemos realizar un test o encuesta que nos permita conocer las motivaciones de compra de nuestro público potencial. A través de este cuestionario sabremos si nuestro producto responde a una demanda real o no, y si es así, como le gustaría a nuestro cliente que sea nuestro bien o servicio. Nos ayudará a mejorar nuestra idea y adaptarla a las necesidades reales del mercado.

Hay que tener en cuenta que el canal a través del cual realicemos las encuestas, sea por teléfono, presenciales o por internet, pueden condicionar el resultado y que el coste varía dependiendo el canal que elijamos. Lo ideal es hacer las encuestas online, que son las más económicas. No obstante existen otras opciones que también nos ofrecerán resultados fiables como los estudios ómnibus, investigación en redes sociales, reuniones de grupo, la observación directa o entrevistando a un experto.

En definitiva, es recomendable y necesario realizar un estudio de mercado de nuestro producto o servicio antes de lanzarlo. Son muchas las empresas que cierran al poco de crearse por no haber realizado este estudio previo, por no haber testado su producto y no haber invertido tiempo en conocer su cliente y competencia. Por tanto es conveniente antes de lanzar un producto o servicio, analizar a través de un estudio de mercado si nuestro negocio es relevante, si es diferente, y si además lo ofrecemos a un precio competitivo.

Las 6 preguntas que debe hacerse todo emprendedor

Por Iñaki Espeso

La idea es el cimiento de cualquier empresa o proyecto, y de su análisis y evaluación depende que se convierta o no en una oportunidad de negocio. Antes de poner en marcha un proyecto empresarial es necesario dedicar tiempo a estudiar su viabilidad. Muchas ideas han fracasado, no porque no fueran buenas, sino porque no se han tenido en cuenta factores de vital importancia para su futura implantación.

Antes de desarrollar el plan de negocio, en el que profundizamos en detalles, números y datos, debemos someter nuestra idea a un exhaustivo proceso de observación. No escatimemos en tiempo y hagámoslo con tranquilidad y sin prisas. Este paso consiste en dar respuesta a algunas cuestiones que todo emprendedor debe plantearse antes de dar ningún paso.

Los expertos consideran que durante ese “periodo de cuarentena” de nuestra idea, el emprendedor debe tener respuesta a estas seis preguntas a cerca de su idea de negocio:

1.- ¿Qué ventajas ofrece mi producto/servicio frente a lo que existe en el mercado?
Es cierto que la queja más escuchada por aquellos que en algún momento desisten de emprender un nuevo negocio o empresa es que “ya está todo inventado”. Este pesimismo es sólo fruto del desánimo o la apatía. La realidad demuestra que siempre surgen ideas completamente nuevas, o ideas que mejoran las que otros han tenido con anterioridad. Lo que sí es prudente y necesario es saber de antemano si el producto o servicio que queremos poner en marcha ya existe en el mercado, y si es así, que ventajas ofrece el nuestro respecto a los de la competencia. En este sentido tenemos que valorar si podemos ofrecer un producto o servicio más cómodo, más rápido, más fiable o más barato.

2.- ¿Quiénes van a pagar por él?
Una vez conoces las ventajas competitivas de tu idea, te falta saber qué tipo de clientes estará dispuesto a pagar por tu producto. Para ello es interesante definir el perfil o perfiles del cliente tipo. En términos de marketing se conoce como buyer persona y es bueno saberlo de cara a planificar una campaña de inbound marketing efectiva. Cuando llegue el momento esta plantilla que ha elaborado Hubspot puede servirte.

No obstante, en esta fase de análisis tendremos suficiente con saber que personas pueden estar interesadas en lo que ofrecemos y si ese público potencial es suficiente como para mantener tu negocio.

3.- ¿Cómo son mis competidores?
Igual de importante es conocer nuestro producto como analizar nuestra competencia. De ello dependerá que en el futuro funcione y se mantenga en el tiempo. Por tanto debes realizar un estudio de mercado y conocer bien la competencia: como trabajan, qué precios tienen y en que aspectos puedes mejorar lo que ofrecen. Esta reflexión es determinante para seguir adelante o descartar nuestra idea.

4.- ¿Dónde y cuando voy a comercializarlo?
Es relevante preguntarnos a cerca del momento y lugar en el que vamos a comercializar nuestro producto. En este sentido el éxito de muchas ideas reside en los cambios de hábitos de los ciudadanos o en la aplicación de nuevas normas legislativas que se producen en un lugar y momento determinado. Por ejemplo, un cambio en la normativa de seguridad vial puede provocar una compra masiva de chalecos reflejantes, o el creciente hábito de autofotografiarse, un despunte en la venta de palos selfie. Posponer en el tiempo el lanzamiento de nuestro producto, y no hacerlo en el momento idóneo, puede condicionar el éxito o fracaso de nuestra idea.

Por otro lado debemos identificar el mercado. ¿Es un mercado maduro o con potencial de crecimiento? En el primer caso debemos evaluar si nuestro producto tiene cabida en un mercado ya consolidado. En el segundo, debemos ser conscientes de que lanzar un producto nuevo y original cuenta con muchas ventajas pero también con muchos riesgos dado que el comprador suele ser muy precavido a la hora de adquirir un bien o servicio desconocido y sin implantación en el mercado.

5.- ¿Cuándo voy a vender más, menos o nada?
Los empresarios aseguran que todos los negocios tienen estacionalidad y ésta va a supeditar la necesidad de financiación. Por ello, al analizar nuestra idea debemos ser conscientes de que las ventas pueden concentrarse en un determinado periodo del año y por tanto reconsiderar si los beneficios compensarán la inversión. Esto nos puede animar a seguir adelante con nuestra idea o descartarla por tener un retorno bajo.

6.- ¿Cuánto tiempo y dinero tengo que invertir?
Abrir una empresa cuesta tiempo y dinero. Todo emprendedor debe tener por seguro que materializar su idea va a requerir tiempo y, por tanto, debe ser paciente y constante. Y además va a requerir de financiación. En este sentido debe considerar sus principales fuentes de financiación: entidades financieras, renting y leasing, avales de Sociedades de Garantía Recíproca, ayudas y subvenciones, capital riesgo, business angels… Incluso, si la familia te presta dinero.

En este apartado el Grupo LafargeHolcim y la fábrica de Lafarge en Sagunto, ha destinado a través de los Premios Ponemos la Primera Piedra, más de 60.000 euros a proyectos empresariales que redundan en la creación de nuevos puestos de trabajo en la comarca de Camp de Morvedre. Participar en estos premios y conseguir ser uno de los dos proyectos premiados puede ser la primera piedra de tu empresa.

Seis años apoyando al emprendedor

Photo credit: Rickydavid via Foter.com / CC BY-NC-ND

Por Iñaki Espeso

Hace ya seis años que la fábrica de Lafarge en Sagunto, del Grupo LafargeHolcim convoca los premios Ponemos la Primera Piedra. La iniciativa ha dotado de financiación a nueve proyectos de gran talento, innovación y creatividad, y ha supuesto su arranque inicial y puesta en marcha. La idea, desde sus orígenes ha sido la de impulsar y reconocer la capacidad emprendedora de ciudadanos y empresas, y la de fomentar la creación de empleo en la comarca del Camp de Morvedre.

En cada edición, una media de ocho propuestas han optado a alguno de los dos premios que Lafarge ofrece cada año, valorando la viabilidad económica, financiera y técnica del proyecto, su capacidad de generación de empleo y fomento de la economía local, que sean responsables con el medio ambiente, originales y con posibilidad de ser transferidos a otras regiones de España y Europa.

La idea no es tan sólo ofrecer un apoyo económico a los dos mejores proyectos sino también facilitarles apoyo administrativo, formación y acceso a crédito, un mentoring muy útil para los nuevos emprendedores.

Para conseguir el objetivo Lafarge ha contado con la inestimable colaboración y supervisión de entidades públicas e instituciones de prestigio en el ámbito académico y empresarial. Un año más, estos premios cuentan con el respaldo del Ayuntamiento de Sagunto, ASECAM, Caixa Popular, y la Universitat Jaume I que aportan el valor y el conocimiento necesarios para el correcto desarrollo de los premios.

Las ideas premiadas han sido diversas y de ámbitos variados

El primer año, el proyecto reconocido con el premio fue una aplicación para dispositivos móviles que permite la gestión y el control a distancia de entornos industriales desarrollada por Z-Modpro y que supuso el reconocimiento a una idea comprometida con el medio ambiente.

Al año siguiente, era una idea de alto compromiso social la que obtenía el premio. Hogaria, una empresa de servicios de ayuda a domicilio que nacía con la intención de suplir la falta de ayuda asistencial, y de ocio y entretenimiento a niños, mayores y personas con discapacidad.

En la tercera edición el premio recayó en una empresa de tan sólo un año de vida que apuesta por una forma diferente de venta de helados soft y granizados. Muu! ice presentaba una manera distinta y original de acercar la heladería tradicional al ciudadano a través de unidades móviles.

En la cuarta edición, y dada la creciente convocatoria de cada edición, Lafarge decidió premiar también la segunda propuesta más valorada. Aktiveco, una empresa que ofrece servicio físico- deportivo personalizado para empresas obtuvo el primer premio, mientras que el segundo premio fue para Coworking Sagunto un proyecto que defendía una nueva forma de trabajar en equipo para empresas y autónomos que quieran compartir espacio e intercambiar sinergías y conocimiento.

El primer premio de la quinta edición lo obtuvo AitanaStar una pulsera para personas que puedan verse en situación de emergencia por posible pérdida. Un producto fácil, económico, sencillo y muy útil. El segundo premio recayó en Soluciones Caninas, un equipo profesional que asesora y da servicios de adiestramiento, conducta y convivencia en entornos en los que conviven familias con mascotas.

Y por último la sexta edición en la que resultaron premiadas General Drones y Baandú. La primera, una empresa que ofrece servicios integrales con drones, así como consultoría, gestión y formación especializada, y la segunda, una web y aplicación móvil que acerca las noticas de ámbito local de manera gratuita a los ciudadanos.

El denominador común de todos los proyectos presentados a lo largo de estos seis años ha sido la ilusión, el entusiasmo y el talento de las personas que hay detrás de cada idea. Todas las propuestas comparten bien un deseo unánime por crear bienes o servicios útiles para el ciudadano, que mejoren su bienestar y calidad de vida, cómo la puesta en marcha de utilidades de uso profesional que repercutan positivamente en el medio ambiente, generen empleo, e impulsen la economía local.

Todavía está por saber que proyectos serán los ganadores en esta séptima edición de los Premios Ponemos la Primera Piedra. Si tienes una idea preséntanosla antes del 16 de noviembre de 2017. Consulta las bases en nuestra web y participa.

Ser emprendedor es posible

Por Iñaki Espeso

Emprender es una opción laboral que genera inquietudes, una carrera de fondo que requiere de fortaleza, entusiasmo y sacrificio. Dirigir una empresa no es fácil y hacerlo desde cero conlleva además riesgos añadidos. Ser emprendedor es una actitud ante la vida que muchos saben llevarla a su vida profesional. Todos somos emprendedores si nos entrenamos, a sabiendas que tropezaremos y caeremos. El éxito está en saber levantarnos y continuar el camino hasta la meta.

Diversos expertos han intentado describir el perfil del emprendedor que consigue el éxito. Según Javier Megías, CEO y co-fundador de StartUpExplore, la mayor comunidad de startups e inversores de España, y una de las más activas de Europa, algunos de los emprendedores más potentes no tienen ni carrera universitaria ni formación al uso. Según Megías, “la mayoría de hecho no saben de finanzas, no tienen carísimos MBAs ni han trabajado en puestos de dirección. Pero sí es cierto – apunta-  que existen ciertos rasgos o habilidades que, aunque en absoluto garantizan el éxito si que comparten muchos emprendedores de éxito, como son la creatividad, la capacidad para detectar oportunidades, liderazgo, habilidad comercial y empatía con el cliente, capacidad para resolver problemas complejos, comunicación y resiliencia”.

Javier Inaraja, redactor jefe de la Revista Emprendedores, asegura que “emprender es una opción que puede adoptar cualquier persona, pero aquellas que están más preparadas suelen tener mayores posibilidades de sobrellevar los avatares que supone crear y consolidar un negocio”. Entre las características que debe tener todo emprendedor exitoso se encuentran a su parecer, la confianza en uno mismo, la tenacidad y la capacidad de sufrimiento.

Antes de emprender es necesario realizar un autoanálisis de nuestras capacidades y evaluar si nuestra idea y plan de negocio son viables. Como ya avanzamos en artículos anteriores, este documento nos servirá para observar desde una perspectiva más realista nuestro proyecto, así como de hoja de ruta en la aventura de emprender. No sólo consiste en echar la vista hacia los lados y calibrar nuestro entorno competitivo más cercano, sino en vislumbrar nuestras necesidades futuras, tanto económicas como de recursos. El plan económico-financiero, por tanto, debe ser fiable y debe contener cálculos realistas de los que nos va a costar producir y llevar nuestro bien o servicio a nuestros clientes.

El plan de negocio es, por tanto, una fotografía en un momento puntual de tu proyecto. Más adelante, cuando tu empresa se encuentre en funcionamiento te permitirá evaluar el cumplimiento de las previsiones y rectificar aquello que la realidad te ha demostrado que no habías tenido en suficiente consideración. Según Javier Inaraja, “el plan de negocio debe describir la idea; presentar a la persona que va a ponerla en marcha; analizar el entorno en el que va a operar; explicar el plan previsto para lanzarla al mercado; y analizar los costes que suponen y los beneficios esperados”. Aunque parezca sencillo, asegura que “elaborar el plan de negocio es uno de los primeros obstáculos que suelen encontrarse muchos emprendedores. La solución ante este temor no es otra que seguir la estructura, haciéndolo paso a paso, e ir desarrollando cada apartado en la medida de tus posibilidades”. Si quieres conocer los pasos que debes dar consulta este enlace donde encontrarás un modelo de plan de negocio que te puede servir.

En este punto las fuentes de financiación son primordiales. Es muy difícil emprender sin un respaldo económico que haga de nuestra idea un proyecto viable. El plan de negocio te servirá también para contagiar tu entusiasmo e ilusión a los inversores o business angels que puedan ayudarte en la puesta en marcha de tu empresa, o participar en alguno de los certámenes anuales para emprendedores que se celebran a nivel nacional e internacional. En este sentido LafargeHolcim lleva siete años contribuyendo a que ideas innovadoras, sostenibles y que redunden en la creación de empleo en la comarca del Camp de Morvedre, puedan hacerse realidad.

Fotografía: Tu Lankide

Como hacer tu Plan de Negocio

Por Iñaki Espeso

Al principio puede parecer complicado trasladar a un papel una idea o un proyecto. Tal vez temas no ser capaz de transmitir la genialidad de tu propuesta o perderte en números y, en consecuencia, perder el ánimo en el camino. Nosotros te vamos a ayudar a confeccionar un Plan de Negocio realista que te pueda servir para definir el modelo de negocio y las acciones estratégicas a realizar, y, a la vez, de hoja de ruta de tu proyecto empresarial.

El primer paso es tener clara la idea del negocio y conocer si existe ya algo parecido en el mercado. A veces el éxito radica principalmente en la falta de una competencia real o en el hecho de incorporar elementos innovadores a nuestra propuesta. Necesitaremos también definir nuestro público objetivo (lo que en términos de marketing llamamos buyer persona), la inversión necesaria y nuestros objetivos a medio y largo plazo. Toda esta información será el Resumen Ejecutivo que os servirá para captar inversores, y un documento gracias al cual el tribunal del concurso pondrá saber los detalles de cada propuesta.

Tras ese resumen de la naturaleza del proyecto, es importante profundizar en aquellos aspectos que dan valor a la idea de negocio, las generalidades de la propuesta. Uno de ellos es el producto o servicio en sí, una descripción general de sus características, y  diferencias con respecto a su entorno competitivo mas cercano. Se trata de una descripción del producto y valor del mismo. En este sentido la responsabilidad social y el compromiso con el medio ambiente son factores de gran importancia. Recuerda que buscamos proyectos novedosos, sostenibles y con perspectivas reales de creación de empleo en la comarca del Camp de Morvedre.

A continuación nos centraremos en el mercado potencial y público objetivo al que va dirigido nuestro producto o servicio. En este apartado es importante destacar cuales son los factores clave del éxito de este mercado y el ritmo de crecimiento histórico y futuro de nuestro bien o servicio. Para ello, analizaremos la competencia. Sus fortalezas y debilidades determinarán las nuestras. En cuanto al consumidor es interesante realizar una segmentación por perfiles y una previsión de ventas por segmentos.

Por otro lado es importante realizar un plan de todas las actividades necesarias para poner en marcha la empresa, un plan de implantación. Asimismo, aquellas empresas cuyos bienes y servicios ya han sido testados o que se encuentran en una fase de desarrollo más avanzada pueden presentar esos primeros resultados.

Respecto a los números, que a veces es lo que más asusta, es de vital importancia contar con un plan financiero, conocer la viabilidad económica y posibles retornos de nuestra idea de negocio. En el modelo que os presentamos en nuestra web os detallamos como desarrollarlo y que debéis tener en cuenta.

Otro apartado es la organización y equipo directivo de la empresa. En este punto pondremos cara a los artífices de cada idea. Tras cualquier proyecto hay personas con responsabilidades y funciones diversas que nos gustaría conocer.

Y por último, el Plan de Negocio debe contener una estrategia de marketing y ventas (operaciones) que garantice la obtención de los resultados deseados.

En definitiva el Plan de Negocio muestra los objetivos de tu empresa, las estrategias para conseguirlos, la estructura organizacional, el monto de inversión que requieres para financiar tu proyecto y soluciones para resolver problemas futuros (tanto internos como del entorno). Un documento que será muy útil para asegurar la viabilidad de tu negocio.

¡Esperamos el tuyo!

 

Lafarge convoca la VII Edición de los premios “Ponemos la Primera Piedra”

DSC03890 (1)

Los representantes del Ayuntamiento de Sagunto, ASECAM y Lafarge han presentado la nueva edición junto a los ganadores del año pasado.

La fabrica de Lafarge en Sagunto (Grupo LafargeHolcim) ha presentado la séptima edición de los premios “Ponemos la Primera Piedra” para emprendedores, una iniciativa que tiene por objeto incentivar la actividad emprendedora de ciudadanos y empresas del Camp de Morvedre.

Durante la presentación de esta nueva convocatoria, Miguel Angel Urbano, director de la fábrica, ha destacado el compromiso de la compañía con el apoyo al desarrollo y la generación de riqueza en el municipio y la comarca. “Estos premios ponen de manifiesto nuestra implicación con la promoción del talento y con la creación de empleo en un momento complicado para las pequeñas empresas y los nuevos emprendedores”, ha señalado Urbano.

Desde el Ayuntamiento de Sagunto se ha destacado la capacidad emprendedora como uno de los motores de la economía valenciana “el autoempleo es una de las bases de nuestra economía ya que el entramado de las pequeñas empresas genera riqueza y bienestar entre los ciudadanos”. La Asociación de Empresarios del Camp de Morvedre (ASECAM) ha querido destacar la labor de Lafarge por ser “un ejemplo de compromiso con el desarrollo de proyectos sostenibles y de creación de empleo”.

Los ganadores de la pasada edición, Adrián Plazas, de General Drones, y Francisco Javier Martínez, de Baandú, han tenido ocasión de comentar la evolución que han tenido sus proyectos y que supuso para su negocio ganar el premio. “La aportación económica hizo posible el desarrollo con éxito de nuestro proyecto y me siento muy satisfecho”, ha señalado Adrián. Por su parte, Francisco Javier ha apuntado “saber que alguien confía en tu capacidad y apuesta por tu proyecto te inyecta energía y te impulsa a seguir trabajando con empeño”.

A partir de 15 de mayo y hasta el 16 de noviembre, pueden presentar sus proyectos ciudadanos y empresas de hasta 25 empleados que quieran desarrollar una idea de negocio sostenible en alguno de los municipios de la comarca del Camp de Morvedre. El certamen contará con una dotación económica de 10.000 euros a repartir en dos categorías, un primer premio de 6.000 euros y un segundo de 4.000 euros. El jurado, compuesto por representantes del Ayuntamiento de Sagunt, Caixa Popular, ASECAM, la Universitat Jaume I, y Lafarge, tendrá en consideración la creatividad, la novedad, la sostenibilidad, y las perspectivas de generación de empleo de cada proyecto. El fallo definitivo del jurado se dará a conocer a mediados de diciembre.

General Drones ganador de la VI Edición de los premios “Ponemos la primera piedra” Lafarge Sagunto (Grupo LafargeHolcim)

La fábrica de Lafarge en Sagunto (Grupo LafargeHolcim) resolvió el pasado viernes 29 de abril sus premios “Ponemos la primera piedra” para emprendedores.

DSCN3223

En un acto celebrado en la Casa Capellá Pallarés de la Fundación Bancaja de Sagunto, la compañía ha hecho entrega del primer premio de 6.000 euros al proyecto General Drones, una idea de negocio basada en la utilización de drones de última tecnología para la vigilancia y salvamento marítimo.

General Drones, consiste en el desarrollo de un producto/servicio innovador de salvamento acuático para entes públicos y empresas privadas, a través de drones de vigilancia y drones de actuación- salvamento, dotados con la última tecnología de vanguardia y diseñados para uso en medios acuáticos, con estanqueidad total y fabricados con instrumental resistente a condiciones marítimas.

El segundo premio, dotado con 4.000 euros, ha sido para Baandú, una plataforma nativa móvil que ofrece información de actualidad en tiempo real. Disponible de forma gratuita en Google play o APP Store, la app permite escoger la población sobre la que recibir las notificaciones y, desde su menú principal, permite también optar a la información de otras poblaciones o ediciones pasadas. De fácil uso -no requiere login ni datos personales- está diseñada para que cualquier persona, con mínimas capacidades técnicas, pueda manejarla.

Ambos premios cuentan con el compromiso de implantación en alguno de los municipios que integran la comarca de Camp de Morvedre, en línea a la apuesta de Lafarge por el emprendimiento local, la creación de empleo a través de negocios sostenibles y la dinamización de la economía en la comarca. Además de la dotación económica, estos proyectos recibirán apoyo administrativo, formación y facilidades para acceder al crédito.

En su sexta edición, los premios Ponemos la primera piedra han contado con un total de siete candidaturas, de las cuales cuatro han pasado a la fase final. El jurado, compuesto por representantes del Ayuntamiento de Sagunto, Caixa Popular, ASECAM, la Universitat Jaume I y Lafarge, ha valorado en su elección la creatividad, la sostenibilidad y las posibilidades de creación de empleo de cada uno de los proyectos presentados.

En palabras del director de la fábrica de Lafarge en Sagunto, Miguel Ángel Urbano, “es muy importante ver cómo año en año los proyectos están mejorando, no sólo en calidad, sino también en profesionalidad a la hora de preparar las memorias, el plan de negocio y el nivel de madurez de las iniciativas. Algo que, sin duda, es importante de cara a la sostenibilidad de los proyectos, la búsqueda de financiación o la difusión del proyecto/producto/idea”. Respecto a la finalidad de las iniciativas, Urbano añade: “es sorprendente ver cómo
las nuevas iniciativas se encaminan a soluciones tecnológicas como apps y otros servicios, dirigidas a “hacer la  vida más fácil” a las personas”.

Presentación Sexta edición premios “Ponemos la primera piedra”

Esta mañana ha tenido lugar la presentación de esta nueva convocatoria, en las instalaciones de la planta de Sagunto, Miguel Ángel Urbano, director de la fábrica, ha querido destacar una vez más el compromiso de la compañía con el municipio y, más concretamente, con aquellas iniciativas que promuevan la generación de empleo y la creación de riqueza en la comarca. “Estos premios son nuestra seña de identidad, una muestra de nuestra implicación con la promoción del talento y con la creatividad empresarial en un momento complicado para los nuevos emprendedores” ha afirmado Urbano.

Desde el Ayuntamiento se ha destacado la importancia del autoempleo como “uno de los pilares sobre los que cimentar la economía porque no sólo genera una riqueza directa en aquellas personas que deciden dar el paso a crear una empresa, sino que sabemos que estas pequeñas empresas son el tradicional motor de la economía valenciana”, y desde ASECAM (se ha querido poner en valor esta iniciativa por ser “un gran ejemplo de la implicación y la apuesta que Lafarge tiene por los proyectos novedosos, sostenibles y de creación de empleo”.

Por su parte, la Caixa Popular ha querido destacar las condiciones de financiación que se pone a disposición de los participantes y ganadores y la importancia de “aprovechar estas oportunidades. No persigas tus sueños. Atrápalos”.

El ganador de la pasada edición, Javier Alandes, de AitanaStar.com, ha destacado lo que supuso para su negocio ganar el premio, señalando que “además de la inyección económica vital para el crecimiento de nuestro proyecto, ha supuesto una inyección de moral increíble, haciéndonos ver que otras personas piensan que nuestro proyecto puede ser viable”.

En su sexta edición, el certamen contará con una dotación económica de 10.000 euros a repartir en dos categorías, un primer premio de 6.000 euros y un segundo de 4.000. El plazo de inscripción estará abierto hasta el 22 de abril y el fallo definitivo del jurado se conocerá el 29 de abril.

12321655_1101953523172289_381356765592207210_n